• 1
  • 2
  • 3

Queridos hermanos de “Rincón para orar”.

UNA NUEVA ETAPA COMIENZA...

 

Hemos terminado el año litúrgico y comienza un nuevo año, con el Adviento.
Son más de dos años pasados, en que hemos ido orando los Evangelios y escribiendo sus comentarios en el
“Rincón para orar”… ¡Total 230 lecturas que puedes repasar, si lo deseas, en nuestra página web!…


Prácticamente hemos caminado de la mano de Jesús y orado todas sus Palabras, que están escritas en los
Evangelios… ¡Muchas, muchas más, son las que pronunció a lo largo de su vida y que no están escritas en
ellos! Pero a nosotros nos basta con las que están consignadas en los Evangelios: son las que el Espíritu
Santo, por su inspiración, hizo escribir a los evangelistas…

Y llevo preguntándome en este tiempo: Y ¿ahora qué?... ¿Pararé de momento este trabajo?... ¡Digo parar
de compartirlos, porque orar no puedo parar porque los Evangelios son “mi pan de cada día” que, alienta
mi esperanza, fortalece mi fe y me da una caridad más solicita y empapada de Cristo, eficaz y desbordante
por su mucha luz y amor!…

¡He pedido a Jesús que, me inspire qué debo hacer!… ¡No me es fácil escuchar su voz en esta cuestión!…
Pero como “la Palabra de Dios es viva y eficaz (siempre), como espada de doble filo”… Pues, seguiré
enviando los comentarios a nuestra página, pues aunque sólo uno de vosotros fuera el que se siente
motivado a orar con ellos, merecía la pena el mandarlos…

¡Lo que si os pido es que recéis por mí para que mis oídos sean dóciles a las inspiraciones del Espíritu y mi
escucha sea muy atenta!… Leía ahora, en el profeta Ezequiel: “Escucha atentamente todas las palabras que
yo te diga y apréndelas de memoria”… ¡Creo que con esta Palabra el Señor, Jesús me ha escuchado y ha
hablado claramente!...

Seguiré poniendo los comentarios, dos por semana, como hasta ahora, el miércoles y el sábado; Pero
trataré el sábado, el comentario del domingo y el miércoles un Evangelio cercano a este día.

¡Os doy las gracias por vuestra escucha y yo también rezo por cada uno de vosotros, para que cada vez nos
sintamos más unidos a Jesús y su Amor llene nuestras vidas!…

Imprimir Correo electrónico

Gracias a Google, Norton y McAfee, te podemos garantizar que nuestra web, su contenido y los servidores desde donde se proporciona el servicio, son 100% seguros y están verificados. Puedes comprobarlo pinchando en las imágenes de abajo .
navegacion segura googlenavegacion segura nortonnavegacion segura mcafee

ImagenCookies

Hola! ¡Bienvenido a la página web del monasterio de san Blas! Nos encanta verte por aquí y esperamos que este sitio sea un lugar donde puedas encontrarte con Jesucristo Resucitado. Tan sólo queremos pedirte un favor: para mejorar la página y facilitar tu navegación por ella necesitamos que aceptes nuestras cookies. ¡Muchas gracias y oramos por ti!