JESÚS PASA POR SAMARÍA

51 Sucedió que como se iban cumpliendo los días de su asunción, él se afirmó en su voluntad de ir a Jerusalén,
52 y envió mensajeros delante de sí, que fueron y entraron en un pueblo de samaritanos para prepararle posada;
53 pero no le recibieron porque tenía intención de ir a Jerusalén.
54 Al verlo sus discípulos Santiago y Juan, dijeron: « Señor, ¿quieres que digamos que baje fuego del cielo y los consuma? »
55 Pero volviéndose, les reprendió;
56 y se fueron a otro pueblo. (Lc. 9, 51-56)

Jesús se dirige a Jerusalén para sufrir su Pasión y también para consumar su obra de salvar a los hombres, por su entrega por amor a ellos.

En el camino es obligado el pasar por Samaría y Jesús envía por delante a algunos de sus discípulos para prepararle hospedaje. En la aldea samaritana, viendo que la comitiva se dirige a Jerusalén, no quieren acogerlos. Es sabida la enemistad entre judíos y samaritanos.

Los discípulos no quieren aceptar esta realidad y ven como una osadía y desprecio el no hospedar a Jesús. Y en su indignación, Santiago y Juan, “los hijos del trueno” y los más atrevidos, le piden a Jesús que les deje calcinarlos por el fuego, que ellos mismos van a enviar desde el cielo…

Pero Jesús les reprende. En otro pasaje les dice: “no sabéis de qué Espíritu sois”. Ellos son discípulos del manso y humilde de corazón, que nunca opuso el mal a la violencia para combatir estas fuerzas hostiles. Todavía no habían asumido los discípulos las enseñanzas de Jesús: “si alguien te hiere en una mejilla, preséntale la otra” y “al que te quite lo tuyo, no se lo reclames”…

Jesús proclama con su vida que “el mal sólo se vence con el bien”. Jesús dice que ante la espada que te agrede opongas tu pecho inerme, envuelto en mansedumbre. Muchas veces, en este gesto sobrenatural, está la conversión y salvación del agresor, porque Dios lo ha querido así y en Jesús nos ha dado ejemplo de cuál es la voluntad de Dios…

“Y se marcharon a otra aldea”. Siempre habrá un lugar y unas personas dispuestas a acoger a Jesús y su Palabra y es a ellos a quienes hemos de instruir y entregar el Amor de Dios en su Hijo Jesús. ¿Por qué en unos lugares Jesús es fuente de Vida y en otros no?... Sólo Dios lo sabe. Pero a nosotros no nos toca escudriñar sus designios, sino acogerlos y trabajar en su viña para que dé muchos frutos. Nuestra tarea es muy sencilla y humilde, pero imprescindible para la expansión del Reino de Dios y de su amor en Jesucristo. ¡La Revelación de Dios está ahí!…
¡Señor, no permitas que cuando llames a la puerta de mi corazón no quiera recibirte, cómo vengas y cuándo vengas!...

¡Que tampoco te abra con desgana o forzando mi deseo y mi voluntad!...

¡Que mi escucha y vigilancia sea tan atenta que reconozca tu voz y me sienta feliz de hospedarte en mi casa!...

¡Que escuche, que esté atento, que vele!...

4A5149DD 3078 48DD 865D 22787863EAD7

Imprimir Correo electrónico

ENTREVISTA BREVE A SOR MATILDE

ENTREVISTA BREVE A SOR MATILDE

Con motivo de sus 100 meditaciones publicadas en el “Rincón para orar”

P/ Hola, sor Matilde. Antes de nada, queremos felicitarte por esta gran efeméride. ¡Eso sí que es un trabajo constante! ¿Cuánto tiempo lleva en marcha el “Rincón para orar”?

CONTINUAR LEYENDO

Galerías Multimedia

En nuestra zona multimedia te ofrecemos imágenes, vídeos y audios muy interesantes.

 

Videos

Nuestros mejores Videos:
Puedes vernos en movimiento,
conócenos y verás cómo no somos tan diferentes.

Imagenes

No sólo verás fotos,
aquí encontrarás imágenes, dibujos...
disfruta con los documentos gráficos de las Dominicas de Lerma.

Audios

Escucha lo que quieras
Directamente desde la web o descárgalo.
Tambien puedes visitar nuestro canal en ivoox.

Gracias a Google, Norton y McAfee, te podemos garantizar que nuestra web, su contenido y los servidores desde donde se proporciona el servicio, son 100% seguros y están verificados. Puedes comprobarlo pinchando en las imágenes de abajo .
navegacion segura googlenavegacion segura nortonnavegacion segura mcafee

ImagenCookies

Hola! ¡Bienvenido a la página web del monasterio de san Blas! Nos encanta verte por aquí y esperamos que este sitio sea un lugar donde puedas encontrarte con Jesucristo Resucitado. Tan sólo queremos pedirte un favor: para mejorar la página y facilitar tu navegación por ella necesitamos que aceptes nuestras cookies. ¡Muchas gracias y oramos por ti!