MIEDO A LA GENTE

26 « No les tengáis miedo. Pues no hay nada encubierto que no haya de ser descubierto, ni oculto que no haya de saberse.

27 Lo que yo os digo en la oscuridad, decidlo vosotros a la luz; y lo que oís al oído, proclamadlo desde los terrados.
28 « Y no temáis a los que matan el cuerpo, pero no pueden matar el alma; temed más bien a Aquel que puede llevar a la perdición alma y cuerpo en la gehenna.
29 ¿No se venden dos pajarillos por un as? Pues bien, ni uno de ellos caerá en tierra sin el consentimiento de vuestro Padre.
30 En cuanto a vosotros, hasta los cabellos de vuestra cabeza están todos contados.
31 No temáis, pues; vosotros valéis más que muchos pajarillos.
32 « Por todo aquel que se declare por mí ante los hombres, yo también me declararé por él ante mi Padre que está en los cielos;
33 pero a quien me niegue ante los hombres, le negaré yo también ante mi Padre que está en los cielos. (Mt. 10, 26-33)

Por tres veces Jesús nos exhorta a “no tener miedo” y expresa el objeto del miedo y su poder para ejercer en nosotros esta pasión.

Primero, miedo a la gente: La gente es el mundo con sus percepciones, su gusto por la imagen, por el aparentar. Y Jesús nos invita a ser auténticos, veraces. Todo llegará a verse a la luz de la Verdad, en la hora de Dios. Entonces, el que ha sido auténtico, no tendrá de qué avergonzarse; no así los mundanos que buscan la apariencia. Lo oculto y secreto de Dios, a su luz, es bello y verdadero, con propio esplendor, porque la Verdad tiene luz propia.

Segundo, miedo a los que destruyen mi cuerpo. Mi alma vale más que mi cuerpo y ésa es por la que hay que trabajar. El cuerpo es el soporte del alma y hay que cuidarlo, pero no es el alma. A los ojos de Dios, es a mi alma a la que Dios va a entregar el cielo o el infierno. Y el cuerpo, para los que han seguido a Jesús en su vida, irá tras el alma alabando a Dios por su promesa de Resurrección en Cristo.

Si a los gorrioncillos los cuida tanto Dios, su Creador ¿cómo no va a mimar mi cuerpo, si tiene contados uno a uno los cabellos de mi cabeza?

Tercero, miedo a las consecuencias de no dar testimonio de Jesús. Dios quiere que lo primero y único es que le sigamos con nuestras fragilidades y no queramos negarle en nada; y lo demás, los bienes del cuerpo y del alma, se nos darán por añadidura…

¡Dios mío, quítame el miedo que me paraliza e impide caminar tras de tus huellas!

 501FC6A2 8643 476B A639 678403F8C660

Imprimir Correo electrónico

ENTREVISTA BREVE A SOR MATILDE

ENTREVISTA BREVE A SOR MATILDE

Con motivo de sus 100 meditaciones publicadas en el “Rincón para orar”

P/ Hola, sor Matilde. Antes de nada, queremos felicitarte por esta gran efeméride. ¡Eso sí que es un trabajo constante! ¿Cuánto tiempo lleva en marcha el “Rincón para orar”?

CONTINUAR LEYENDO

Galerías Multimedia

En nuestra zona multimedia te ofrecemos imágenes, vídeos y audios muy interesantes.

 

Videos

Nuestros mejores Videos:
Puedes vernos en movimiento,
conócenos y verás cómo no somos tan diferentes.

Imagenes

No sólo verás fotos,
aquí encontrarás imágenes, dibujos...
disfruta con los documentos gráficos de las Dominicas de Lerma.

Audios

Escucha lo que quieras
Directamente desde la web o descárgalo.
Tambien puedes visitar nuestro canal en ivoox.

Gracias a Google, Norton y McAfee, te podemos garantizar que nuestra web, su contenido y los servidores desde donde se proporciona el servicio, son 100% seguros y están verificados. Puedes comprobarlo pinchando en las imágenes de abajo .
navegacion segura googlenavegacion segura nortonnavegacion segura mcafee

ImagenCookies

Hola! ¡Bienvenido a la página web del monasterio de san Blas! Nos encanta verte por aquí y esperamos que este sitio sea un lugar donde puedas encontrarte con Jesucristo Resucitado. Tan sólo queremos pedirte un favor: para mejorar la página y facilitar tu navegación por ella necesitamos que aceptes nuestras cookies. ¡Muchas gracias y oramos por ti!