EL TRIBUTO AL CESAR

15 Entonces los fariseos se fueron y celebraron consejo sobre la forma de sorprenderle en alguna palabra.

16 Y le envían sus discípulos, junto con los herodianos, a decirle: « Maestro, sabemos que eres veraz y que enseñas el camino de Dios con franqueza y que no te importa por nadie, porque no miras la condición de las personas.
17 Dinos, pues, qué te parece, ¿es lícito pagar tributo al César o no? »
18 Mas Jesús, conociendo su malicia, dijo: « Hipócritas, ¿por qué me tentáis?
19 Mostradme la moneda del tributo. » Ellos le presentaron un denario.
20 Y les dice: « ¿De quién es esta imagen y la inscripción? »
21 Dícenle: « Del César. » Entonces les dice: « Pues lo del César devolvédselo al César, y lo de Dios a Dios. »
(Mt. 22, 15-21)

Aparece aquí la hipocresía, que es llevar sobre uno la mentira, conscientemente: decir una cosa y pensar la contraria con el fin malevolente de cazar a Jesús en alguna palabra y poder acusarlo. Esta actitud es diabólica porque divide a la persona y la aleja de la verdad que es Dios: mi mente y palabras no están de acuerdo. Pero los fariseos no se planteaban estas cosas, porque su corazón sólo buscaba eliminar a quien les ponía en evidencia: Jesús.

¿Es lícita la ley de pagar a los que están instituidos en autoridad y cuidan del orden común? ¿Es que Jesús ha venido a cambiar las leyes? No, Él viene a darlas plenitud con el amor, es decir, a ir más allá de las leyes acotadas.

Jesús, con mucha paciencia y pedagogía, les hace ver a los fariseos su mal planteamiento: las cosas del mundo están ahí, pero Dios nos está también reclamando sus derechos como Soberano de todo. Las cosas son de los hombres y hay que respetar su orden y sus leyes; pero el alma es de Dios y hay que dar a Dios lo que es suyo.

Jesús ha acuñado su imagen en nuestra alma el día de nuestro bautismo y su Espíritu ha tomado posesión de todo nuestro ser para que seamos suyos. Su sello se ha impreso con el amor que nos ha sido dado y será la marca que Dios, en el día final, busque en nuestro corazón y nos atraiga hacia Él: “ven, bendito de mi Padre y hereda el reino preparado para ti desde la creación del mundo”. Y el brillo de su imagen, en esta moneda de Dios, será un parecido tal con Jesús, que entre Él y yo no habrá diferencia alguna: Él se entregó a los hombres totalmente y yo, su siervo, he de ser igual que Él…

¡Dios mío, que nunca empañe tu imagen por el pecado!

53FA8FFD DECC 4E70 8A9E B96E63DB4614

Imprimir Correo electrónico

ENTREVISTA BREVE A SOR MATILDE

ENTREVISTA BREVE A SOR MATILDE

Con motivo de sus 100 meditaciones publicadas en el “Rincón para orar”

P/ Hola, sor Matilde. Antes de nada, queremos felicitarte por esta gran efeméride. ¡Eso sí que es un trabajo constante! ¿Cuánto tiempo lleva en marcha el “Rincón para orar”?

CONTINUAR LEYENDO

Galerías Multimedia

En nuestra zona multimedia te ofrecemos imágenes, vídeos y audios muy interesantes.

 

Videos

Nuestros mejores Videos:
Puedes vernos en movimiento,
conócenos y verás cómo no somos tan diferentes.

Imagenes

No sólo verás fotos,
aquí encontrarás imágenes, dibujos...
disfruta con los documentos gráficos de las Dominicas de Lerma.

Audios

Escucha lo que quieras
Directamente desde la web o descárgalo.
Tambien puedes visitar nuestro canal en ivoox.

Gracias a Google, Norton y McAfee, te podemos garantizar que nuestra web, su contenido y los servidores desde donde se proporciona el servicio, son 100% seguros y están verificados. Puedes comprobarlo pinchando en las imágenes de abajo .
navegacion segura googlenavegacion segura nortonnavegacion segura mcafee

ImagenCookies

Hola! ¡Bienvenido a la página web del monasterio de san Blas! Nos encanta verte por aquí y esperamos que este sitio sea un lugar donde puedas encontrarte con Jesucristo Resucitado. Tan sólo queremos pedirte un favor: para mejorar la página y facilitar tu navegación por ella necesitamos que aceptes nuestras cookies. ¡Muchas gracias y oramos por ti!