JUICIO BLASFEMO CONTRA JESUS.

22 Los escribas que habían bajado de Jerusalén decían: « Está poseído por Beelzebul » y « por el príncipe de los demonios expulsa los demonios. »

23 El, llamándoles junto a sí, les decía en parábolas: « ¿Cómo puede Satanás expulsar a Satanás?
24 Si un reino está dividido contra sí mismo, ese reino no puede subsistir.
25 Si una casa está dividida contra sí misma, esa casa no podrá subsistir.
26 Y si Satanás se ha alzado contra sí mismo y está dividido, no puede subsistir, pues ha llegado su fin.
27 Pero nadie puede entrar en la casa del fuerte y saquear su ajuar, si no ata primero al fuerte; entonces podrá saquear su casa.
28 Yo os aseguro que se perdonará todo a los hijos de los hombres, los pecados y las blasfemias, por muchas que éstas sean.
29 Pero el que blasfeme contra el Espíritu Santo, no tendrá perdón nunca, antes bien, será reo de pecado eterno. »
30 Es que decían: « Está poseído por un espíritu inmundo. » (Mc. 3, 22-30)

Los maestros de la Ley son malévolos, no quieren reconocer que es Dios quién actúa en Jesús para hacer el bien y realizar milagros con los enfermos y los que padecían cualquier mal. Si no reconocen que es Dios, es porque tendrían que dar la razón a Jesús y convertirse al Reino de Dios que El anuncia. Entonces, piensan, que perderían toda la autoridad ante el pueblo… Una situación privilegiada que tendrían que abandonar, ¡y eso nunca, por fidelidad a la Ley y a Moisés! ¿Y la fidelidad a Dios, que es a quien Jesús predica y en nombre de quien cura y expulsa los demonios?... Entonces su dialéctica les lleva a asegurar que es Satanás el que da estos poderes a Jesús…

Y Jesús, con gran paciencia y deseando que se apoyen en la verdad y no que defiendan la mentira, les explicas que si es el Demonio el que le da poder, va a la ruina, pues a un mismo hombre le mete un mal espíritu y después por Jesús le expulsa de él. ¡Esto es una falacia y les asegura que no sólo es ir contra la Verdad sino contra el mismo Amor de Dios, que es el Espíritu Santo. Y esto es una blasfemia: “el que ofenda al Espíritu Santo no tendrá perdón jamás y será culpable para siempre”.

¿Cómo decir que Dios no es amor, que el Espíritu Santo no es amor, si San Juan define a Dios como Amor? Negar la esencia de Dios es negar a Dios mismo y esto es una blasfemia. En Él no hay más que unidad y en el diablo sólo hay división y enfrentamiento. He aquí la lucha frontal entre la luz y las tinieblas…

Jesús, que nunca dudemos de que nos amas y sólo deseas salvarnos de las tinieblas y llevarnos a vivir eternamente en la luz, donde Tú habitas con el Padre y el Espíritu Santo, a quienes sea la alabanza y la gloria eternamente. Amen.

810ACB93 B03B 4884 90DB CCABF0495A61

Imprimir Correo electrónico

Gracias a Google, Norton y McAfee, te podemos garantizar que nuestra web, su contenido y los servidores desde donde se proporciona el servicio, son 100% seguros y están verificados. Puedes comprobarlo pinchando en las imágenes de abajo .
navegacion segura googlenavegacion segura nortonnavegacion segura mcafee

ImagenCookies

Hola! ¡Bienvenido a la página web del monasterio de san Blas! Nos encanta verte por aquí y esperamos que este sitio sea un lugar donde puedas encontrarte con Jesucristo Resucitado. Tan sólo queremos pedirte un favor: para mejorar la página y facilitar tu navegación por ella necesitamos que aceptes nuestras cookies. ¡Muchas gracias y oramos por ti!