EL BAUTISMO DE JESÚS

7 Y proclamaba: « Detrás de mí viene el que es más fuerte que yo; y no soy digno de desatarle, inclinándome, la correa de sus sandalias.

8 Yo os he bautizado con agua, pero él os bautizará con Espíritu Santo. »
9 Y sucedió que por aquellos días vino Jesús desde Nazaret de Galilea, y fue bautizado por Juan en el Jordán.
10 En cuanto salió del agua vio que los cielos se rasgaban y que el Espíritu, en forma de paloma, bajaba a él.
11 Y se oyó una voz que venía de los cielos: « Tú eres mi Hijo amado, en ti me complazco. » (Mc. 1, 7-11)

En toda Judea se hablaba de Juan “el Bautista”, porque en el río Jordán bautizaba a muchos que acudían a él. Todos sabían que era un profeta y decía que él no era el Mesías esperado, sino que había sido enviado por Dios para preparar, delante de Él, un pueblo bien dispuesto por las buenas obras. Y pedía a todos la conversión, con obras de penitencia. Su lenguaje era duro y ponía en evidencia a los pecadores que todavía no habían cambiado de vida: los fariseos y saduceos: “raza de víboras, ¿quién os enseñó a huir de la ira, que está a punto de llegar…?

Y un día apareció, entre la multitud, Uno que era distinto de todos, para que lo bautizara. Jesús se acerca como uno más, y Juan lo reconoce y se resiste a bautizarle porque El no necesita purificación, sino que trae un bautismo por el Espíritu Santo y el fuego… “Soy yo el que necesita ser bautizado por Ti”. Y Jesús le dice que los dos han venido a cumplir la voluntad de Dios y deben hacerla en este caso. Juan, entonces acepta… Y cuando Jesús salió del agua, el cielo se abrió y descendió el Espíritu Santo como una paloma y se posó sobre Él. Y la voz del Padre se oyó, acreditando a Jesús para su misión: “Este es mi Hijo, el amado, en quien tengo mis complacencias”. Momento éste esperado por Juan Bautista y por Jesús, donde el Espíritu Santo envía a Jesús a predicar.

Para Juan, su misión ha concluido; por ello, cuando volvió a ver a Jesús les indica a dos de sus discípulos que le sigan, porque Jesús es el Hijo de Dios. Él lo ha oído de boca del Padre, es su Hijo, es el Amado, es Dios. Y los discípulos, Andrés y Juan, lo siguieron y se quedaron con Jesús aquel día, y después llevaron a Jesús a sus compañeros.

Nuestro bautismo, así mismo es la recepción del Espíritu Santo que nos hace hijos adoptivos de Dios y, por tanto, herederos de su gloria. Nos confiere la gracia, el amor de Dios para poder discernir y llevar a cabo la misión que el Señor ha pensado para cada uno, desde toda la eternidad… Dios es fiel y cumplirá su promesa de llevarnos a gozar con Jesús de su gloria.

¡Seamos agradecidos y fieles hijos!

CA137AA5 C74E 4146 96EB 1DADF65572BB

Imprimir Correo electrónico

ENTREVISTA BREVE A SOR MATILDE

ENTREVISTA BREVE A SOR MATILDE

Con motivo de sus 100 meditaciones publicadas en el “Rincón para orar”

P/ Hola, sor Matilde. Antes de nada, queremos felicitarte por esta gran efeméride. ¡Eso sí que es un trabajo constante! ¿Cuánto tiempo lleva en marcha el “Rincón para orar”?

CONTINUAR LEYENDO

Galerías Multimedia

En nuestra zona multimedia te ofrecemos imágenes, vídeos y audios muy interesantes.

 

Videos

Nuestros mejores Videos:
Puedes vernos en movimiento,
conócenos y verás cómo no somos tan diferentes.

Imagenes

No sólo verás fotos,
aquí encontrarás imágenes, dibujos...
disfruta con los documentos gráficos de las Dominicas de Lerma.

Audios

Escucha lo que quieras
Directamente desde la web o descárgalo.
Tambien puedes visitar nuestro canal en ivoox.

Gracias a Google, Norton y McAfee, te podemos garantizar que nuestra web, su contenido y los servidores desde donde se proporciona el servicio, son 100% seguros y están verificados. Puedes comprobarlo pinchando en las imágenes de abajo .
navegacion segura googlenavegacion segura nortonnavegacion segura mcafee

ImagenCookies

Hola! ¡Bienvenido a la página web del monasterio de san Blas! Nos encanta verte por aquí y esperamos que este sitio sea un lugar donde puedas encontrarte con Jesucristo Resucitado. Tan sólo queremos pedirte un favor: para mejorar la página y facilitar tu navegación por ella necesitamos que aceptes nuestras cookies. ¡Muchas gracias y oramos por ti!