JESÚS, EL SIERVO

1 Entonces Jesús se dirigió a la gente y a sus discípulos

2 y les dijo: « En la cátedra de Moisés se han sentado los escribas y los fariseos.
3 Haced, pues, y observad todo lo que os digan; pero no imitéis su conducta, porque dicen y no hacen.
4 Atan cargas pesadas y las echan a las espaldas de la gente, pero ellos ni con el dedo quieren moverlas.
5 Todas sus obras las hacen para ser vistos por los hombres; se hacen bien anchas las filacterias y bien largas las orlas del manto;
6 quieren el primer puesto en los banquetes y los primeros asientos en las sinagogas,
7 que se les salude en las plazas y que la gente les llame "Rabbí".
8 « Vosotros, en cambio, no os dejéis llamar "Rabbí", porque uno solo es vuestro Maestro; y vosotros sois todos hermanos.
9 Ni llaméis a nadie "Padre" vuestro en la tierra, porque uno solo es vuestro Padre: el del cielo.
10 Ni tampoco os dejéis llamar "Directores", porque uno solo es vuestro Director: el Cristo.
11 El mayor entre vosotros será vuestro servidor.
12 Pues el que se ensalce, será humillado; y el que se humille, será ensalzado. (Mt. 23, 1-12)

Los maestros de la ley son los que la interpretan, pero su situación privilegiada ante el pueblo les inclina a mayorías: Quieren ser notados y tratados especialmente, quieren los primeros puestos en los banquetes y en la sinagoga y que todos les llamen maestros…

Y Jesús les observa. ¡Qué distinto ha de ser un seguidor suyo! Él es el verdadero Maestro y, sin embargo, se abaja como el último; ha venido a servir, no a que le sirvan. Ha venido a amar y a ser amado y así unos con otros, porque lo que hacemos al más pequeño y débil es a Él al que se lo hacemos.

Él es el Señor y Jefe, y ante Dios, siendo Hijo, se comportó como siervo: en todo obediente a Dios y queriendo agradarle según su voluntad, y posponiendo su voluntad de hombre, se humillaba. Su dignidad le venía de la Palabra del Padre que le acredita como Hijo y como “el amado, el predilecto”. Se deja elevar por el Padre, pero en ningún momento se eleva a sí mismo. Por esto nos insta a que aprendamos de El a ser mansos y humildes de corazón…

Jesús quiere enseñarnos esta ciencia y, aunque sus palabras siempre fueron dulces y pacientes, sobre todo nos lo enseña en su Pasión: ante los insultos, no abre la boca; se deja herir y dar muerte y no se queja de quien lo hace, sólo sabe de perdón y disculpas… ¡Es que ama con locura al hombre que ha creado!…

Que Jesús nos enseñe a hacer lo mismo… Amén

19A1464B 9631 4F46 B6FA 9E7819473E5F

Imprimir Correo electrónico

ENTREVISTA BREVE A SOR MATILDE

ENTREVISTA BREVE A SOR MATILDE

Con motivo de sus 100 meditaciones publicadas en el “Rincón para orar”

P/ Hola, sor Matilde. Antes de nada, queremos felicitarte por esta gran efeméride. ¡Eso sí que es un trabajo constante! ¿Cuánto tiempo lleva en marcha el “Rincón para orar”?

CONTINUAR LEYENDO

Galerías Multimedia

En nuestra zona multimedia te ofrecemos imágenes, vídeos y audios muy interesantes.

 

Videos

Nuestros mejores Videos:
Puedes vernos en movimiento,
conócenos y verás cómo no somos tan diferentes.

Imagenes

No sólo verás fotos,
aquí encontrarás imágenes, dibujos...
disfruta con los documentos gráficos de las Dominicas de Lerma.

Audios

Escucha lo que quieras
Directamente desde la web o descárgalo.
Tambien puedes visitar nuestro canal en ivoox.

Gracias a Google, Norton y McAfee, te podemos garantizar que nuestra web, su contenido y los servidores desde donde se proporciona el servicio, son 100% seguros y están verificados. Puedes comprobarlo pinchando en las imágenes de abajo .
navegacion segura googlenavegacion segura nortonnavegacion segura mcafee

ImagenCookies

Hola! ¡Bienvenido a la página web del monasterio de san Blas! Nos encanta verte por aquí y esperamos que este sitio sea un lugar donde puedas encontrarte con Jesucristo Resucitado. Tan sólo queremos pedirte un favor: para mejorar la página y facilitar tu navegación por ella necesitamos que aceptes nuestras cookies. ¡Muchas gracias y oramos por ti!