DOMINGO VII DE PASCUA

CICLO B

- DIA DE LA ASCENSION DEL SEÑOR -

Primera Lectura: Act. 1, 1-11

1 El primer libro lo escribí, Teófilo, sobre todo lo que Jesús hizo y enseñó desde un principio

2 hasta el día en que, después de haber dado instrucciones por medio del Espíritu Santo a los apóstoles que había elegido, fue llevado al cielo.

 

3 A estos mismos, después de su pasión, se les presentó dándoles muchas pruebas de que vivía, apareciéndoseles durante cuarenta días y hablándoles acerca de lo referente al Reino de Dios.

4 Mientras estaba comiendo con ellos, les mandó que no se ausentasen de Jerusalén, sino que aguardasen la Promesa del Padre, « que oísteis de mí:

5 Que Juan bautizó con agua, pero vosotros seréis bautizados en el Espíritu Santo dentro de pocos días ».

6 Los que estaban reunidos le preguntaron: « Señor, ¿es en este momento cuando vas a restablecer el Reino de Israel? »

7 El les contestó: « A vosotros no os toca conocer el tiempo y el momento que ha fijado el Padre con su autoridad,

8 sino que recibiréis la fuerza del Espíritu Santo, que vendrá sobre vosotros, y seréis mis testigos en Jerusalén, en toda Judea y Samaria, y hasta los confines de la tierra. »

9 Y dicho esto, fue levantado en presencia de ellos, y una nube le ocultó a sus ojos.

10 Estando ellos mirando fijamente al cielo mientras se iba, se les aparecieron dos hombres vestidos de blanco

11 que les dijeron: « Galileos, ¿qué hacéis ahí mirando al cielo? Este que os ha sido llevado, este mismo Jesús, vendrá así tal como le habéis visto subir al cielo. »

(v. 1-2)      -   El primer tratado es el Evangelio de Lucas y hace referencia a Lc. 24, como enlace para este segundo libro en que habla de la obra del Espíritu Santo (Lc. 24, 49). Todo el Evangelio se reduce a los hechos y palabras de Jesús. El Evangelio de Marcos da primacía a los hechos ante las palabras. Y todo esto hasta el día en que fue arrebatado a lo alto, pues en este momento dio instrucciones a los que El se había elegido (Lc. 6, 12-16). Las órdenes son muy precisas (Lc. 24, 49) pues se refieren a la fuerza que han de recibir del Espíritu Santo.

(v. 3)         -   La Pasión de Jesús, la elección de los doce, las instrucciones, todo ello cobra validez porque se ha presentado él mismo vivo y son muchas las pruebas, más de las que habla el Evangelio (Lc. 24) (I Cor. 15, 3-7) (I Cor. 15, 8s.; 9,1) (Gal. 1,1).

                  -   Durante 40 días, es decir, el tiempo que media entre la Pascua y el hecho de la Ascensión y en los que Jesús resucitado, instruía a sus apóstoles sobre el Reino de Dios y les infundiría fe y revelaciones esenciales poniendo los cimientos del mensaje y de su obra (24, 13-31) (24, 44-49)Y les abrió la mente para que entendieran las Escrituras” (24, 45).

(v. 4)         -   Esta última comida de Jesús con los discípulos fue una comida comunitaria. Es peculiar de Lucas la orden de quedarse en Jerusalén porque Jerusalén es para Lucas el lugar de la salvación (se ve en muchas citas de su Evangelio) y allí han de esperar la promesa del Padre. El Espíritu Santo es el gran objetivo de Cristo resucitado (Jn. 15, 26; 14, 26) (Mt. 26, 29) (Lc. 11, 13).

(v. 5)         -   Las palabras del Bautista son empleadas por Jesús porque hay correspondencia entre el bautismo de Juan y el del Espíritu Santo.

(v. 6-7)      -   En esta pregunta aparece la imagen del Mesías político que ha de liberar al pueblo de la opresión, son las esperanzas de los vaticinios mesiánicos de los profetas del Antiguo Testamento (lc. 1, 32s.). Pero Jesús en su respuesta no presta atención a la idea del Mesías sino en elahora (Mc. 13, 32). Sólo el Padre tiene autoridad para determinar el final y aunque nos manda esperar una Parusía inminente, es un misterio el día y la hora.

(v. 8)         -   La tarea de los apóstoles es universal, no se va a reducir a restaurar el Reino de Israel (10, 39) (24, 47). La misión comenzará en Jerusalén ( 1ª etapa); se ampliará en Judea y Samaría (2ª etapa) y llegará hasta todo el orbe (3ª etapa). Este proceso se aprecia bien a lo largo del libro de los Hechos. Su testimonio sería peculiar: Jesús será el contenido de ese testimonio de los apóstoles: el Cristo anunciante se convertirá en el Cristo anunciado. Y este testimonio lo darán por la fuerza que les otorgará el Espíritu Santo, porque sentirán que Jesús está con ellos. No sin razón esta fuerza está puesta delante del testimonio (Jn. 15, 26s.) (Mt. 28, 16-20).

(v. 9)         -   La ascensión del Señor es un hecho perceptible (lc. 24, 50s.) y está íntimamente vinculado a la Resurrección (lc. 24, 26) y es una nueva manifestación del Kyrios ensalzado. Con esta subida a los cielos habilita el nacimiento de la iglesia actuando invisiblemente en su comunidad y en sus apóstoles.

(v. 10-11)  -   Losángeles medianeros e intérpretes de la acción de Dios les dicen:este mismo Jesús... volverá Es la fe en la segunda venida del Señor, éste es el sentido de las ascensión a los cielos pues la Iglesia que ahora peregrina se encontrará al fin con el Señor en la gloria.

Segunda lectura: Ef. 1, 17-23

17 para que el Dios de nuestro Señor Jesucristo, el Padre de la gloria, os conceda espíritu de sabiduría y de revelación para conocerle perfectamente;

18 iluminando los ojos de vuestro corazón para que conozcáis cuál es la esperanza a que habéis sido llamados por él; cuál la riqueza de la gloria otorgada por él en herencia a los santos,

19 y cuál la soberana grandeza de su poder para con nosotros, los creyentes, conforme a la eficacia de su fuerza poderosa,

20 que desplegó en Cristo, resucitándole de entre los muertos y sentándole a su diestra en los cielos,

21 por encima de todo Principado, Potestad, Virtud, Dominación y de todo cuanto tiene nombre no sólo en este mundo sino también en el venidero.

22 Bajo sus pies sometió todas las cosas y le constituyó Cabeza suprema de la Iglesia,

23 que es su Cuerpo, la Plenitud del que lo llena todo en todo.

(v. 17)       -   Pide S. Pablo el Espíritu Santo en beneficio de los fieles de Efeso, un conocimiento creciente en la fe. Confía por su forma de hablar en que Dios dará cumplimiento a su petición. Para él Dios es aquíel Dios de nuestro Señor Jesucristo, el Padre de la gloria” (1, 3). Toma en serio que Cristo es hombre y mediador (conoce muy bien la divinidad de Cristo) I Tim. 2, 5; es el Dios al que Jesucristo como criatura y hombre se ha dirigido y orado. Pero este Dios nos ha dado a su propio Hijo (Rm. 8, 32), esnuestro Señor Jesucristo, de aquí la confianza en la oración de Pablo (Jn. 16, 23; 15, 16).

                  -   También esPadre de la gloria =Padre en su gloria. El concepto bíblico de gloria de Dios: KABOD, significa 1º) gravedad, peso, plenitud. Es al Dios rico porque Pablo es indigente y sabe que Dios se desborda en amor y gracia. Un segundo concepto de Kabod = gloria: 2º) un Dios que busca su gloria y la encuentra en el don (Ez. 39, 25-29) (Jn. 12, 27s),Santificado sea tu nombra (1, 6.12.14). Un tercer concepto: 3º) cuando Dios se glorifique en nosotros, no hemos de retener nada sino hacer revertir toda la gloria a El en acción de gracias y alabanza.

                  -   El objeto de la oración esespíritu de sabiduría y de revelación.Sabiduría para los antiguos es un saber vital, de aquí que pida Pablo una fe impulsora de nuestra vida;de revelación, otro don del Espíritu Santo que él mismo tiene (I Cor. 14, 6) y lo que supone en los otros (I Cor. 14, 26), es descubrir la verdad ya apreciada en la fe, de formas más interior y vital: caer el velo de lo que ya sabíamos. Y estos dos dones para su conocimiento (Col. 2, 2), es decir, no para conocer su esencia, como es entre los griegos conocer, sino comprender la acción de Dios, la voluntad de Dios sobre nosotros.

(v. 18)       -   Cuando un semita habla de corazón, dice la sede de las facultades superiores, el conocimiento. Pablo ha oído hablar de la fe y del amor de los Efesios y ahora pide el pleno conocimiento de la esperanza de su llamada, una esperanza que tiene a Dios mismo como medida y que es comunitaria:entre los santos, un coro de muchas voces llenas de júbilo.

(v. 19-20)  -   La tercera cosa que pide es tan grande que acumula expresiones para referirse al omnipotente poder de Dios desplegado en Jesucristo:su poder con respecto a nosotros y es que (2, 5ss.) lo que el Padre ha hecho en Cristo, lo ha hecho a los creyentes, pues al ser bautizados en la muerte y resurrección de Cristo hemos recibido de la cabeza una unión vital con El.Sentarse a su derecha es para Pablo que Cristo ha sido introducido en el señorío divino.

(v. 21)       -Supremacía sobre todas las potencias angélicas. En la región de Efeso se había iniciado un falso culto a los ángeles y a las potencias menoscabando el poderío de Cristo que es universal. Esta jerarquía de ángeles le viene muy bien a S. Pablo para afirmar que el glorificado domina todo lo que hay en la tierra y en la eternidad y en todonombre que se nombre.

(v. 22)       -   Por ser Cristo elevado sobre los cielos nos lo acerca S. Pablo y nos lo baja desde su altura celeste a una zona vital nuestra: es Señor de la Iglesia que es la cabeza. La imagen del Cuerpo y la Cabeza que son la Iglesia y Cristo respectivamente están muy desarrolladas en las cartas de la cautividad (Ef. y Col.).Puso todo bajo sus pies (Sal. 8, 7) (Heb. 2, 8). Todo, es decir, en las zonas y regiones del mundo invisible del espíritu. Y la Iglesia que es su Cuerpo no está al margen delTodo. Cabeza y Cuerpo forman una unidad, así el que se separa de la Iglesia se separa de Cristo. Y la Iglesia está sometida a la Cabeza de quien procede la dirección y la guía. Esta soberanía pasó por la humillación, así la palabra de la Iglesia es palabra de Cristo. Lo visible es manifestación de la Cabeza invisible y esta soberanía del Cuerpo es vencimiento sobre el mal como Cristo.

(v. 23)       -   1º) La Iglesia es la plenitud de Cristo, porque es llenada por El, regalada y gobernada.

                  -   2º) La Iglesia es su plenitud, porque ella se la da a El haciendo un Cristo perfecto. Esta segunda interpretación parece la que quiso dar S. Pablo.

       ¡Qué grandiosa visión de la Iglesia!. Cristo cabeza de la Iglesia; Cristo plenitud; Cristo cabeza del universo. (1, 10). Plataforma desde la que recapitula todo, su Iglesia. Cada ser es un pequeño mundo, fuente de irradiación, desde donde Cristo va siendo todo en todo.

Imprimir Correo electrónico

Galerías Multimedia

En nuestra zona multimedia te ofrecemos imágenes, vídeos y audios muy interesantes.

 

Videos

Nuestros mejores Videos:
Puedes vernos en movimiento,
conócenos y verás cómo no somos tan diferentes.

Imagenes

No sólo verás fotos,
aquí encontrarás imágenes, dibujos...
disfruta con los documentos gráficos de las Dominicas de Lerma.

Audios

Escucha lo que quieras
Directamente desde la web o descárgalo.
Tambien puedes visitar nuestro canal en ivoox.

Gracias a Google, Norton y McAfee, te podemos garantizar que nuestra web, su contenido y los servidores desde donde se proporciona el servicio, son 100% seguros y están verificados. Puedes comprobarlo pinchando en las imágenes de abajo .
navegacion segura googlenavegacion segura nortonnavegacion segura mcafee

ImagenCookies

Hola! ¡Bienvenido a la página web del monasterio de san Blas! Nos encanta verte por aquí y esperamos que este sitio sea un lugar donde puedas encontrarte con Jesucristo Resucitado. Tan sólo queremos pedirte un favor: para mejorar la página y facilitar tu navegación por ella necesitamos que aceptes nuestras cookies. ¡Muchas gracias y oramos por ti!