DOMINGO III DE PASCUA

CICLO B

- DOMINGO DE LAS APARICIONES -

Primera Lectura: Act. 3, 12-15.17-19

(v. 12)       -   Pedro habla por segunda vez al pueblo y de nuevo se acomoda a la manera de pensar de los judíos. Es un testimonio de la obra salvadora de Dios en Cristo y una llamada a la conversión y a la fe. Es deseo apremiante de la fe apostólica demostrar que el nuevo mensaje está muy relacionado con el A.T.

 

                  -   Pedro rechaza (característico en Lucas) un error (14, 9ss), quiere que conozcan la actuación divina y no vean una fuerza personal (8, 9s) ni siquiera que han obrado la curación con su piedad. Con la fuerza de su fe y su oración también, pero sobre todo y casi exclusivamente por la acción de Dios. Su mediación humana se retira ante la acción del Espíritu a cuyo servicio está (Lc. 5, 8) (10, 26). Pedro sólo mira al que puede dar la salud a todos los hombres (I Pe. 1, 13).

(v. 13)       -   Apela aquí Pedro con gran profundidad a la manera de pensar judía, a su conciencia religiosa:el Dios de Abraham, el Dios de Isaac y de Jacob,el Dios de nuestros Padres (Ex. 3, 15), en Moisés estaba ya anunciada la figura salvadora de Cristo Jesús yDios ha glorificado a su siervo Jesús (4, 27):Santo siervo de Dios (Mt. 12, 18) (Is. 42, 1ss) (Is. 52, 14s). Como Isaías, Pedro une la glorificación con el abatimiento y repudio ante Pilatos, humillación e ingratitud de su pueblo.

(V. 14)      -   En este contexto judío, la queja de Pedro al pueblo debió de producir un efecto impresionante:

(V. 15)      Barrabás preferido al Santo y al Justo; un asesino, destructor de la vida liberado y al autor de la vida se le da muerte.Negasteis al Santo y al Justo” y aquí Pedro se incluye con su culpa, se siente vinculado a su pueblo y ésto le da derecho a hablar abiertamente. Pero no se trata aquí de recordar el fallo sino de atestiguar la fuerza salvadora de Dios en Jesús:Dios lo resucitó de entre los muertos y nosotros somos testigos: he aquí el fundamento de la fe apostólica: el haber sido testigos:

(v. 17)       -   (Lc. 23, 34) recuerda las palabras de Pedro llamando hermanos a los oyentes judíos e incluso a los jefes que obraron con ignorancia. También Pablo habla de este atenuante (13, 27) (I Cor. 2, 7s.). La ignorancia se refiere alconocimiento del misterio divino de Cristo. Esta ignorancia no quita la culpa

(V. 18)      humana, pero ésta enlaza con la divina resolución que se cumplió en la Pasión de Cristo (Lc. 24, 26) (I Cor. 1, 23).

(v. 19)       -   Les exhorta a la conversión ante el misterio que lo ha sobrecogido. No nombra aquí el bautismo por estar incluido en esta conversión, era bien sabido de sus oyentes. Así como lo está en la promesa delperdón de los pecados. Todo ello vinculado al sacrificio expiatorio de Jesús, ésta es la novedad para el judío (Lc. 22, 19ss.).

Segunda Lectura: I Jn. 2, 1-5

 

1 Hijos míos, os escribo esto para que no pequéis. Pero si alguno peca, tenemos a uno que abogue ante el Padre: a Jesucristo, el Justo.

2 El es víctima de propiciación por nuestros pecados, no sólo por los nuestros, sino también por los del mundo entero.

3 En esto sabemos que le conocemos: en que guardamos sus mandamientos.

4 Quien dice: « Yo le conozco » y no guarda sus mandamientos es un mentiroso y la verdad no está en él.

5 Pero quien guarda su Palabra, ciertamente en él el amor de Dios ha llegado a su plenitud. En esto conocemos que estamos en él.

(v. 1-2)      -   Los v. 1-2 son terminación de lo que antecede. Los cristianos han de entablar una lucha contra el pecado porque debencaminar en la luz (1, 7) y por otro lado se les ha asegurado que la sangre de Jesús le purifica (1, 7.9). Parece que una de las metas del autor es comunicar a sus lectores la alegre seguridad de la comunión con Dios. ¿Es necesaria pues esa lucha esforzada contra el pecado si Cristo ha eliminado en sí el pecado?. Sí, y por esto añade deshaciendo equívocos:Os escribo ésto....”. Debemos reconocernos pecadores ysi alguno peca..” no significa: ¡la cosa no es tan grave!. Aquí prevalece la acción salvadora de Jesús y en segundo plano está toda exhortación pedagógica, pero el que crea que ha sido purificado con la sangre de Jesús, ¡no puede minimizar el pecado!, pero la renovada experiencia de pecar y de confesarse pecador no debe aniquilar la confianza en la fidelidad de Dios.

                  -Un valedor, PARAKLETOS, que aquí es Jesús. No es consolador, sinoauxiliar oabogado defensor” en un pleito (en el juicio de Dios). Es lenguaje jurídico. QueEl es expiación por nuestros pecados (v. 2) =la sangre de Jesús nos purifica de todo pecado“ (1, 7). No se refiere únicamente al hecho pasado sino que tiene significación actual de Jesucristo glorificado. El que sufrió esa muerte y ahora vive comointercesor, ése esexpiación, no es algo que hizo sino El mismo, su persona y Jesús esel Justo (I Jn. 3, 7) cuya justicia fue dar su vida (3, 16) para manifestar el amor de Dios. (Leer pag. 56 deNuevo testamento y su mensaje.

                  -   Y este sacrificio es universal. Jesús quiere quitar toda tiniebla.

(v. 3)         -   Esta frase es transición para pasar al nuevo tema deguardar los mandamientos. Tenemos aquí variasfórmulas de cómo conocer en S. Juan y A.T. = es no sólo un proceso intelectual, sino también una unión de amor (Gen. 4, 1) (Mt. 1, 25). Conocer a Cristo y a Dios es una íntima unión con El, es decir, hemos sido rociados con su sangre y es nuestro intercesor ante el Padre. El cristiano conseguirá la certidumbre del perdón sipermanece en el amor, es decir, para la “comunión” con Dios y Cristo hay una norma:guardar sus mandamientos.

(v. 4)         -   Aquí se cita a los herejes (1, 6.8.10). (2, 4 y 16) Son paralelos.Verdad es para S. Juan la realidad de Dios que se revela ymentiraes revelación del maligno, antagónico de Dios.

(v. 5)         -   He aquí la antítesis positiva del (v. 4). Y nos diceen el que guarda su palabra se ha perfeccionado el amor de Dios (I Jn. 4, 12), es decir, elamor perfecto es el que por la unión vital con Dios adquiere una calidad que está más allá de toda posibilidad humana. Comparemos (2, 5) con (1, 7). Para Jn.caminar en la luz =guardar los mandamientos =amar a los hermanos y por esto conoce que está en Dios, en comunión con El.

Imprimir Correo electrónico

Galerías Multimedia

En nuestra zona multimedia te ofrecemos imágenes, vídeos y audios muy interesantes.

 

Videos

Nuestros mejores Videos:
Puedes vernos en movimiento,
conócenos y verás cómo no somos tan diferentes.

Imagenes

No sólo verás fotos,
aquí encontrarás imágenes, dibujos...
disfruta con los documentos gráficos de las Dominicas de Lerma.

Audios

Escucha lo que quieras
Directamente desde la web o descárgalo.
Tambien puedes visitar nuestro canal en ivoox.

Gracias a Google, Norton y McAfee, te podemos garantizar que nuestra web, su contenido y los servidores desde donde se proporciona el servicio, son 100% seguros y están verificados. Puedes comprobarlo pinchando en las imágenes de abajo .
navegacion segura googlenavegacion segura nortonnavegacion segura mcafee

ImagenCookies

Hola! ¡Bienvenido a la página web del monasterio de san Blas! Nos encanta verte por aquí y esperamos que este sitio sea un lugar donde puedas encontrarte con Jesucristo Resucitado. Tan sólo queremos pedirte un favor: para mejorar la página y facilitar tu navegación por ella necesitamos que aceptes nuestras cookies. ¡Muchas gracias y oramos por ti!