DOMINGO VI (T. Ordinario)

- JESUS CURA AL LEPROSO (EL IMPURO) -

Lv. 13, 1-2.44-46

1 Yahveh habló a Moisés y a Aarón, diciendo:

2 Cuando uno tenga en la piel de su carne tumor, erupción o mancha blancuzca brillante, y se forme en la piel de su carne como una llaga de lepra, será llevado al sacerdote Aarón o a uno de sus hijos, los sacerdotes.

44 se trata de un leproso: es impuro. El sacerdote le declarará impuro; tiene lepra en la cabeza.

45 El afectado por la lepra llevará los vestidos rasgados y desgreñada la cabeza, se cubrirá hasta el bigote e irá gritando: « ¡Impuro, impuro! »

46 Todo el tiempo que dure la llaga, quedará impuro. Es impuro y habitará solo; fuera del campamento tendrá su morada.

                      -  La noción de lepra (griego) que tenían los antiguos hebreos, abarca diversas afecciones cutáneas o superficiales a las que se equiparan también los enmohecimientos que pueden aparecer en los vestidos (47-59) o en las paredes (14, 33-53), seguramente el salitre.

                  -  El nombre en el A.T. de lepra es en hebreo SÁRA`AT que se deriva ordinariamente de SR` (ser castigado por Dios).

                  -  El leproso, como hoy todavía sucede en oriente, debe ser expulsado (Lv. 13, 45s.; Jb. 2, 8). El sacerdote es quien puede declarar si uno (o algo) es leproso y también quien declara la curación (Lv. 14, 1-32). Según el judaísmo posterior esta enfermedad desaparecería en la época mesiánica.

                  -  El diagnóstico y las precauciones colectivas contra el contagio están codificadas y se confían a la decisión del sacerdote. Estas medidas prácticas, en el Jahvismo adquieren valor religioso como  un discernimiento de loimpuro y la reintegración a la comunidad se hace con ritos equiparados al sacrificio por el pecado (14, 1-31.49-53). Designando aquípecado como una oposición al poder vivificante del Dios de Israel.

I Cor. 10, 31-11.1

31 Por tanto, ya comáis, ya bebáis o hagáis cualquier otra cosa, hacedlo todo para gloria de Dios.

32 No deis escándalo ni a judíos ni a griegos ni a la Iglesia de Dios;

33 lo mismo que yo, que me esfuerzo por agradar a todos en todo, sin procurar mi propio interés, sino el de la mayoría, para que se salven.

11, 1 Sed mis imitadores, como lo soy de Cristo.

(v. 31)       -  San Pablo hace aquí una conclusión general, no se queda en consejos de casuística práctica. Expone de nuevo toda la cuestión en su total anchura y profundidad. A propósito del tema de la comida de ciertas carnes aplica y generaliza lo que él considera esencial para un cristiano en toda clase de comidas y bebidas y en toda actividad. En ningún caso se detiene solamente en los actos religiosos pues para un cristiano todo está referido a Dios, todo sirve a su gloria,ya coma o beba o haga cualquier cosa y en todo debe dar gracias a la divinidad. Sentirá una alegría mucho más profunda al recordar que el destino de su vida es: dar gloria a Dios.

(v. 32)       -  De nuevo la advertencia de que se evite en todos los aspectos el escándalo, tomando para ello  ejemplo del mismo Pablo (11, 1) a lo que añade un giro sorprendente la alusión al ejemplo de Cristo.

                  -  Esta sentencia es tan rotunda en sí que permite una aplicación general. En ella se expone el principio de la imitación en el sentido del seguimiento y viceversa. La comunidad debe de mirarse en el espejo de la vida del Apóstol. Pablo contrapone con energía su conducta a la de ellos, en donde entran para los creyentes la audición de la palabra así como la contemplación de la existencia vivida. Ambos aspectos se iluminan igual que en Jesús (Rm. 15, 3): Cristo no se complació a sí mismo.

Imprimir Correo electrónico

Galerías Multimedia

En nuestra zona multimedia te ofrecemos imágenes, vídeos y audios muy interesantes.

 

Videos

Nuestros mejores Videos:
Puedes vernos en movimiento,
conócenos y verás cómo no somos tan diferentes.

Imagenes

No sólo verás fotos,
aquí encontrarás imágenes, dibujos...
disfruta con los documentos gráficos de las Dominicas de Lerma.

Audios

Escucha lo que quieras
Directamente desde la web o descárgalo.
Tambien puedes visitar nuestro canal en ivoox.

Gracias a Google, Norton y McAfee, te podemos garantizar que nuestra web, su contenido y los servidores desde donde se proporciona el servicio, son 100% seguros y están verificados. Puedes comprobarlo pinchando en las imágenes de abajo .
navegacion segura googlenavegacion segura nortonnavegacion segura mcafee

ImagenCookies

Hola! ¡Bienvenido a la página web del monasterio de san Blas! Nos encanta verte por aquí y esperamos que este sitio sea un lugar donde puedas encontrarte con Jesucristo Resucitado. Tan sólo queremos pedirte un favor: para mejorar la página y facilitar tu navegación por ella necesitamos que aceptes nuestras cookies. ¡Muchas gracias y oramos por ti!