DERRAMA SOBRE NOSOTROS UN NUEVO PENTECOSTES

Muchas personas nos cuentan el sufrimiento interno que viven. Personalmente me duele mucho el dolor de la gente, pero a la vez veo cómo en ese sufrimiento el Señor sale a su encuentro. Muchas veces cuando estoy escuchando pienso: “pero qué bueno es todo lo que te está pasando si te lleva a abrirte al Espíritu Santo” pues cada sufrimiento nos sitúa en una experiencia de pobreza interior que nos puede llevar a abrirnos al Espíritu Santo o a cerrarnos en nosotros mismo.


“Jesús le respondió: « Si conocieras el don de Dios, y quién es el que te dice: "Dame de beber", tú le habrías pedido a él, y él te habría dado agua viva. »Jesús le respondió: « Todo el que beba de esta agua, volverá a tener sed; pero el que beba del agua que yo le dé, no tendrá sed jamás, sino que el agua que yo le dé se convertirá en él en fuente de agua que brota para vida eterna.” (Jn 4,10-14)


El sufrimiento es uno de los caminos que nos sitúa en nuestro ser de creatura y a Dios como creador y Padre; te muestra tus límites y cómo sólo por gracia de Dios puedes seguir hacia delante. Sólo quien experimente la pobreza interior en sí mismo puede acoger el Don del Espíritu Santo, ya que en caso contrario no le necesitamos. A medida que crece en nosotros el ego, que crecen mis necesidades, ser más que el otro, va creciendo en nosotros la ausencia de necesitar al Espíritu Santo.


Pero ¿quién es este Espíritu Santo tan importante? El Espíritu Santo es el que habla a cada corazón para hablarte del amor que Dios te tiene gratuitamente. Es el que te dice que Dios Padre te quiere como eres y como estás, sólo necesita una condición por tu parte, que lo acojas y lo necesites en tu vida.


Siempre está nuestro ego haciéndonos creer mejores que lo demás y por lo tanto con el derecho de juzgar. Es el Espíritu Santo quien nos pone en nuestro sitio, dejándonos en una situación donde necesitamos de los demás. La convivencia se estropea con facilidad por nuestro yo, por eso necesitamos al Espíritu Santo que nos enseña a ser humildes y amables y con sencillez de corazón restaura la comunicación de unos con otros. Será el Espíritu Santo quien utilizará tus dones naturales para construir a los demás.


Se necesitan manos de pobre para acoger al Espíritu Santo y corazón de niño para déjarle actuar en nuestra vida. Este Don nadie lo puede conquistar, se da gratis sin excepciones. Cuando nos vemos a la luz de Dios tal como somos a nadie le dan ganas de presumir y comprendemos que la única necesidad que tenemos en ese momento es pedir que venga el Espíritu Santo.


El Espíritu Santo nos trae el mayor don para todos los pobres de espíritu, el encuentro con Jesucristo, y de este encuentro por fin te enteras cómo te quiere Dios, cómo siempre te ha querido. En este encuentro con Cristo Vivo lo que importa es experimentar que Él te quiere y que le puedes amar. Todos hemos nacido para amar, pero este amor nace en el encuentro. Lo más importante es que del encuentro con el amor de Cristo todo en tu vida cobra un sentido nuevo. Cuando descubres esto descubres el tesoro escondido, que Cristo está dentro de ti amándote. ¿Qué más te da lo que pase fuera de ti o lo que digan por fuera los demás de ti? sólo te importa que Cristo te quiere y que tú le quieres a Él. En este encuentro con Cristo descubres que es él, el único que te puede salvar. El amor necesita tiempo sino acaba apagándose, por eso es normal que de ese encuentro surja la necesidad de estar con Cristo más tiempo y como te decía antes, es el Espíritu Santo el que te lleva a este encuentro con Cristo vivo, con los demás y contigo mismo, es quien te reconcilia con todos y con todo y quien sacia tu corazón de paz, por éso la única oración que te invito hacer noche y día que sea: “Ven Espíritu Santo”. Verás milagros en tu vida. Feliz pascua de Pentecostés. Sor Aroa. O.P.

ImprimirCorreo electrónico

Galerías Multimedia

En nuestra zona multimedia te ofrecemos imágenes, vídeos y audios muy interesantes.

 

Videos

Nuestros mejores Videos:
Puedes vernos en movimiento,
conócenos y verás cómo no somos tan diferentes.

Imagenes

No sólo verás fotos,
aquí encontrarás imágenes, dibujos...
disfruta con los documentos gráficos de las Dominicas de Lerma.

Audios

Escucha lo que quieras
Directamente desde la web o descárgalo.
Tambien puedes visitar nuestro canal en ivoox.

Gracias a Google, Norton y McAfee, te podemos garantizar que nuestra web, su contenido y los servidores desde donde se proporciona el servicio, son 100% seguros y están verificados. Puedes comprobarlo pinchando en las imágenes de abajo .
navegacion segura googlenavegacion segura nortonnavegacion segura mcafee

ImagenCookies

Hola! ¡Bienvenido a la página web del monasterio de san Blas! Nos encanta verte por aquí y esperamos que este sitio sea un lugar donde puedas encontrarte con Jesucristo Resucitado. Tan sólo queremos pedirte un favor: para mejorar la página y facilitar tu navegación por ella necesitamos que aceptes nuestras cookies. ¡Muchas gracias y oramos por ti!